fbpx

Leasing de motos | Moto Llopis

Cada vez son más las personas que apuestan por el leasing de moto, sobre todo en las grandes ciudades. ¿Eres una de ellas?

La masificación del tráfico provoca atascos y largas colas, a lo que después hay que añadir la cuestión del aparcamiento…

¿La solución? Ir en moto gracias al servicio de leasing de motos.

¿Qué es el Leasing de moto?

El sistema del leasing cada vez está más presente en la sociedad, tanto en coches como en motos. No obstante, en las grandes ciudades hay una tendencia a circular más en moto, sobre todo en las calles más céntricas.

Por ello, si quieres renovar tu moto, el leasing es una buena opción.

Podría definirse como un sistema de alquiler de bienes de equipo a través de un contrato con la previsión de una opción de compra por parte de la persona que lo alquila.

Es decir, el arrendatario tendría la posibilidad de efectuar la compra cuando finalice el periodo de alquiler, pudiendo descontar las cuotas ya abonadas durante el periodo de arrendamiento.

Ventajas frente al renting o alquiler convencional

El leasing de motos de Honda, Ducati o de otras marcas es algo cada vez más común, y no solo con motos de 125 cc, sino también con otras de una mayor cilindrada.

Es más, esta tendencia queda demostrada con el aumento de compañías de alquiler de vehículos por horas, aunque con el leasing de motos en Barcelona o el leasing de motos en Madrid se consigue un extra al tener la opción de poder comprar la moto al final del vínculo contractual.

De esta manera, la principal ventaja y diferencia con el renting es que los clientes, si quedan conformes con el rendimiento de la moto, pueden decidir comprarla al final por un precio menor que otras, dado que ya habrían pagado una parte con los meses de alquiler.

Razones por las que contratar el leasing de motos

Hay muchas razones por las que elegir este sistema de alquiler. De hecho, estas ventajas son determinantes para que, como usuario, te decantes por esta vía. Aquí puedes ver algunas de estas razones:

  • Variedad de elección: Para las grandes ciudades es mejor circular con una moto pequeña, aunque la opción del leasing permite disfrutar de otras motos de mayor tamaño y cilindrada. Por tanto, hay diferentes alternativas para elegir en función de donde vivas o donde esté tu lugar de trabajo.
  • Inversión a largo plazo: Es cierto que la moto no es de tu propiedad hasta que no finalice el contrato de alquiler y decidas efectuar la compra, pero tienes esa posibilidad. Por tanto, puede verse como una opción a largo plazo en la que estarías pagando por algo que finalmente va a ser tuyo.
  • Coberturas durante el periodo de alquiler: Al igual que ocurre con el renting, si optas por esta modalidad tendrás la tranquilidad de saber que la moto está cubierta frente a posibles golpes o incidentes.
  • No hay desembolso inicial: Esta modalidad te permite disfrutar de la moto que quieres en el momento y sin desembolso inicial, algo que no ocurre cuando compras una moto.
  • Cuotas flexibles y planificables: Si te decantas por esta alternativa puedes planificar lo que deseas pagar y, si no pudieras, tienes la opción de dejar de recibir el servicio siempre y cuando el contrato lo permita.

En resumen, el leasing de moto es una opción bastante adecuada porque te permite tener un vehículo para el día a día sin que suponga un coste excesivo y con la opción de quedarte dicha moto al final del contrato.

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday